En el País Vasco se han registrado en las últimas horas nuevos casos de Covid-19 relacionados con la epidemia de Mallorca, lo que eleva el número total de casos entre los estudiantes a cerca de 900, según los distintos gobiernos regionales. En concreto, la Comunidad de Madrid ha contabilizado ya 410 casos, Galicia 70, País Vasco 172, Valencia 104, Cataluña 64, Murcia 20, Castilla y León 12, Castilla y La Mancha 11 y Aragón 10. El 26% de las pruebas de PCR entre los jóvenes de la península, vinculados directa o indirectamente al brote en un viaje de estudios a Mallorca, fueron positivas. Este lunes, la última comunidad en dar positivo en relación con estos viajes ha sido Castilla y León.

Esto eleva a más de 900 el número de casos positivos de coronavirus relacionados con el “macrobrote” de Mallorca que se han verificado hasta ahora. También hay que tener en cuenta que 476 jóvenes andaluces están actualmente aislados tras haber viajado a Mallorca a finales de año. Este viernes han comenzado las pruebas, cuyos resultados aún no se conocen.

BALEARES REVELA 33 POSITIVOS EN DOS DÍAS
A estos resultados positivos comunicados por varias CCAA hay que sumar los 33 positivos en Mallorca comunicados este domingo por el Gobierno balear entre los alumnos de diferentes comunidades, y las pruebas diagnósticas continúan este lunes. La mayoría de los estudiantes son menores de edad, por lo que se requiere el consentimiento de los padres para la realización de las pruebas.

Además, este lunes se anunció que se ha detectado el primer caso de un hallazgo positivo en un empleado de hotel tras el cribado de 175 trabajadores de ocho hoteles de Mallorca donde se alojaban los estudiantes.

12 INFECTADOS, HOSPITALIZADOS “POR PRECAUCIÓN”.
En las últimas horas, 12 estudiantes han sido hospitalizados en Mallorca y permanecen aislados. Ingresaron en el Hospital Universitario de Son Espases de Palma con síntomas de enfermedad, principalmente fiebre y malestar general. Según fuentes del servicio de salud del Gobierno balear, se encuentran en buen estado, pero el servicio de salud ha decidido trasladarlos al hospital por precaución y para seguir los protocolos sanitarios.

Los 12 estudiantes hospitalizados forman parte de los que, procedentes de la península, fueron trasladados al llamado Hotel Covid de Palma entre el sábado y el domingo.

PUBLICIDAD

AISLADO EN EL “HOTEL PUENTE COVID”.
Un total de 268 estudiantes de cuatro regiones españolas siguen aislados en Mallorca. La mayoría de ellos han permanecido hasta ahora en las habitaciones de hotel que ocuparon para disfrutar de un viaje de estudios que terminó con el mayor brote de coronavirus que ha afectado al país en semanas. La tasa de positividad entre los estudiantes que se alojan en Mallorca es del 26%. Uno de cada cuatro está infectado.

El Gobierno ha anunciado este lunes que ha aumentado a 249 los jóvenes peninsulares trasladados al llamado “puente hotelero” de Palma, que hay 13 a la espera de ser trasladados y tres que se fueron a la península el sábado y “están a la espera de colocación”.

Se trata del Hotel Bellver, de cuatro estrellas. Un hotel puente reservado por la administración pública regional para alojar a los infectados no residentes en la isla cuyo estado médico no requiera hospitalización. La madre ha presentado una denuncia contra la directora general de Salud del Gobierno balear, María Antonia Font, por detención ilegal y prevaricación por el traslado de su hijo al hotel Covid. Según su denuncia, sin su consentimiento.

RESISTENCIA AL AISLAMIENTO Y A LAS PRUEBAS
Durante los dos últimos días se han producido situaciones de tensión entre los estudiantes que han sido retenidos a la fuerza en los hoteles. Algunos de ellos se han resistido a permanecer en aislamiento o a ser llevados al hotel puente del Gobierno balear, alegando que llegaron a Mallorca con un PCR negativo. “Ahora nos quieren llevar a un hotel que llaman ‘Hotel Covid’ y nos arriesgamos a contagiarnos”, explicaba una estudiante en las redes sociales desde su habitación de hotel.

Los estudiantes también se negaron en masa a someterse a más pruebas, y muchos intentaron conseguir billetes de barco o de avión para volver a su lugar de origen lo antes posible, lo que habría violado los protocolos de aislamiento.

Ante esta resistencia y la amenaza de una revuelta que podría hacer que la epidemia se volviera incontrolable y se extendiera, el gobierno balear ordenó el aislamiento forzoso de los estudiantes. Ante esta resistencia y la amenaza de rebelión, que crearía el riesgo de una epidemia incontrolable y generalizada, el Gobierno balear ha ordenado el aislamiento forzoso de los estudiantes.

El Director General de Salud Pública ha dado instrucciones para que se ordene el aislamiento y se cubra a la policía y a la Guardia Civil para que puedan realizar los traslados. La policía tuvo que intervenir y mediar para hacer cumplir las normas establecidas en esta situación de emergencia. El transporte fue realizado por las instalaciones de la ambulancia y el coche de policía.

Precisamente este lunes, el Gobierno balear aprobó el arrendamiento de urgencia del servicio médico de la pandemia por 161.819 euros, de los cuales 99.988 euros son para el servicio de vigilancia y seguridad del “hotel puente covid”, el Meliá Bellver, al que ya destinó 64.425 euros el 31 de mayo.

Hay voces entre algunos grupos de estudiantes que afirman que se les retiene contra su voluntad. Mientras tanto, uno de los partidos de la oposición, Vox, ha acusado al gobierno balear de “detención ilegal de menores” y ha pedido que la presidenta balear Francina Armengol rinda cuentas rápidamente “por su desastrosa gestión de la epidemia”.

LA COMUNIDAD DE MADRID AL FRENTE DEL BROTE
Hasta el lunes, más de 900 personas se habían infectado en varias comunidades autónomas, con Madrid a la cabeza de las regiones más afectadas con 410 jóvenes infectados. Según Josean Izarra, hay 172 positivos y 300 jóvenes en cuarentena en el País Vasco.

En el caso de la Comunidad de Madrid, además de los 410 positivos, otras 2.000 personas están en cuarentena y ya se han registrado 11 casos de transmisión secundaria en la región.

Antonio Zapatero, viceconsejero de Sanidad y del Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, dijo en una entrevista a la cadena de televisión Onda Madrid que ésta es “la mayor epidemia desde el inicio de la pandemia y seguramente habrá más casos”. Por lo tanto, dijo que la comunidad está examinando a todas las personas relacionadas con esta epidemia. Calculan que tendrán que realizar unas 3.000 pruebas diagnósticas, de las que ya han realizado 2.400.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *