El consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Jaume Giró, ha asegurado que el déficit fiscal de Cataluña debería estar entre 18.000 y 20.000 millones, lo que supone, según él, entre 2.400 y 2.600 euros por cada habitante de Cataluña al año. En los últimos años, el mantra más repetido por el independentismo ha fijado el déficit fiscal en torno a los 16.000 millones, por lo que Giró aumentó significativamente esta cifra en su discurso parlamentario para explicar los objetivos y actuaciones de su departamento.

Al mismo tiempo, el consejero de Economía catalán señaló que no iba a renunciar a nada porque cree que el déficit fiscal no es una “cantarela” sino una injusticia: “El Gobierno sabe que tenemos razón. “Las prioridades de mi gestión en estos primeros cuatro años serán abordar el déficit fiscal y recuperar la inversión del Estado para corregir los déficits endémicos que sufrimos en el sector de las infraestructuras”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *