El INE rebaja la euforia del Gobierno sobre la recuperación y pone en cuestión las previsiones oficiales

El PIB creció un 1,1% intertrimestral, bastante menos que el 2,8% estimado por la oficina de estadística a finales de julio.

Gran sorpresa en los datos económicos. La economía española sólo creció un 1,1% en el segundo trimestre, casi dos puntos porcentuales menos que el 2,8% que el INE había previsto a finales de julio. Se trata de un crecimiento sólido, pero mucho más bajo de lo esperado, en el contexto de la recuperación de la actividad tras el fin de la emergencia y los malos datos del primer trimestre, marcado por Philomena y el brote del virus después de Navidad. Esta importante reducción de las previsiones por parte de la oficina de estadística llevará a una revisión de todas las mejoras en las previsiones que se han realizado recientemente. En lugar del crecimiento previsto de alrededor del 6%, el PIB podría crecer alrededor del 5% este año. Por lo tanto, se avecina una oleada de rebajas de las previsiones de crecimiento. Los nuevos datos socavan la euforia del Gobierno sobre la recuperación económica de los últimos días.

Sin embargo, el consumo de los hogares creció un 4,7%, ayudado por el ahorro acumulado tras la pandemia y la relajación de las restricciones. Sin embargo, esta cifra es sensiblemente inferior al 6,6% previsto inicialmente por el INE. Este último atribuye este cambio a la incorporación de los datos de la Agencia Tributaria sobre las ventas de las grandes empresas y las PYMES. Y señala que hay que tener en cuenta la dificultad de medir la actividad desde el inicio del covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *