Economía 'silver': los mayores de 50 generan el 26% del PIB y favorecen a 4,4 millones de empleos

Según el estudio La economía de la longevidad en España, elaborado por Oxford Economics, la Universidad de Salamanca (USAL) y el Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE) y presentado en rueda de prensa en Madrid, la actividad económica de las personas mayores de 50 años que viven en España asciende a unos 325.000 millones de euros, lo que representa el 26% del PIB español en 2019. Con este informe, la autora del estudio, Débora Bourdon, y los ponentes destacan el papel de la economía de la plata en la estructura económica española.

De los 325.303 millones de euros de valor añadido al PIB español generado por la actividad económica relacionada con los mayores de 50 años en nuestro país, 170.505 millones de euros corresponderían al valor añadido derivado de la adquisición de bienes y servicios por parte de las empresas españolas (impacto directo), 94.756 millones de euros corresponderían al valor añadido derivado de la provisión de bienes y servicios a estas empresas (impacto indirecto) y 60.042 millones de euros al valor añadido de los salarios pagados por las empresas y su cadena de suministro (impacto inducido).

Estos gastos repercuten en última instancia en una amplia gama de sectores, así como en la administración pública. De los 325.000 millones, 118.000 millones fueron ingresos fiscales, en beneficio de la Hacienda española.

En el análisis laboral general, además de las cifras más destacadas por Oxford Economics sobre el valor añadido en términos de empleo, la economía de la plata contribuye a la creación y mantenimiento de hasta 4,4 millones de puestos de trabajo, lo que representa el 22% del empleo en España en 2019, y casi 2 millones de estos empleos son directos. En términos de género, más de 2 millones de mujeres y 2,4 millones de hombres estaban empleados en el perfil superior.

Un análisis en profundidad de los datos de empleo muestra que las actividades relacionadas con el empleo de los mayores de 50 años contribuyen a sostener 246.100 puestos de trabajo para personas de entre 16 y 24 años, lo que equivale a una cuarta parte del empleo juvenil en España.

En España, el 5% del total de personas de 65 años o más trabaja, lo que supone la mitad de la media europea. Pablo A. Muñoz Gallego, profesor e investigador de la USAL, critica que en nuestro país se obstaculice el desarrollo de la actividad laboral a partir de esa edad, o incluso se prefiera la jubilación.

La longevidad… en el trabajo
En 2019, había 7 millones de personas mayores de 50 años trabajando en España, lo que representa el 30% del total de empleados. Esta cifra, a pesar de la lógica dinámica de reposición de la mano de obra instalada en el mercado laboral español, choca con los datos que sugieren que cuanto mayor es una persona, menor es su participación en el mercado laboral debido a que se acerca la edad de jubilación.

En algunos sectores, el porcentaje de empleo de personas mayores de 50 años es significativo; por ejemplo, en la administración pública, según Oxford Economics, los trabajadores mayores de 50 años representan el 45 % del empleo.

Estos trabajadores con una larga carrera laboral tienen más probabilidades de ocupar puestos de trabajo más cualificados y mejor pagados, incluidos los que tienen salarios más altos. En comparación con los más jóvenes que ocupan puestos similares, los mayores cobran en proporción a su carrera.

El salario medio de las personas mayores de 60 años en puestos directivos es de 96.100 euros. De acuerdo con la teoría económica moderna que relaciona los salarios con los niveles de productividad, esto sugiere que los trabajadores mayores de 50 años serán más productivos que sus colegas más jóvenes en puestos que requieren conocimientos especializados y experiencia.

Valor para la economía de la plata
El estudio pretende hacer visible el papel de los mayores de 50 años en la estructura económica española. Según Óscar González Benito, director de la Fundación General de la Universidad de Salamanca y responsable del CENIA, “las mejoras en la calidad de vida y la seguridad social, así como los avances médicos y científicos, conducen a una vida más larga y a una sociedad más sana”. Este cambio demográfico está cambiando el panorama socioeconómico de España y ofrece grandes oportunidades, pero también nuevos retos.”

Según la ONU, en 2019, el 41% de la población en España tenía más de 50 años. En 2050, se prevé que esta proporción alcance el 53%. Ante esta situación, “es fundamental entender a la población mayor de 50 años como un segmento de mercado atractivo y capaz de sostener y desarrollar la economía española gracias a su poder adquisitivo”, concluye González Benito en la presentación del estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *